CÓMO DESCUBRIR TU FORMA DE ROSTRO

Para lograr un buen maquillaje es esencial empezar por lo básico. Seguro, lo que más suele llamar la atención de un buen maquillaje es la técnica o los colores (lo más visible en el resultado final). Pero, al fin y al cabo, no podemos resaltar lo que no conocemos. Por eso es esencial que conozcas qué forma de rostro tienes.

 

Luego de eso, todo comienza por la preparación de la piel. Mantenerla radiante no es posible sin una buena rutina de día y de noche. Y, a la hora de aplicarnos maquillaje, resaltar esa belleza no es tan difícil, pero con un paso en falso es fácil arruinarlo todo.

 

Si haz oído hablar del contouring, el baking, el strobing, o apenas de correctores, rubores y bronzers, definitivamente debes saber que es fundamental aplicar todo eso conforme tu forma de rostro. Incluso tus cejas dependen de ello!

 

Ahora bien, te preguntaras, qué formula sigo para conocer mi tipo de rostro? Si hubiera alguna! Pero no, es cuestión de observar, o sacarte una fotografía y comenzar a dibujar formas encima para ver cómo va.

 

Por suerte, te traemos una guía de los elementos más distintivos de cada uno de los tipos de rostros, para que no te quepa duda alguna de cuál es el tuyo.

REDONDO

Es muy fácil saber si tienes este tipo de rostro. El largo y ancho es prácticamente el mismo (puede variar en dos o tres cm). La parte más ancha está en los pómulos en lugar de los ojos.

 

Para saber si tienes este tipo de rostro, te retamos a tomar una fotografía con el cabello
recogido. Mide el ancho y el largo y… ya lo sabes!

CUADRADO

El rostro cuadrado lleva una línea de cabello más bien recta.

 

Además, tiene una mandíbula prominente y angulosa, que destaca sus lados más que el mentón.

 

El rostro cuadrado tiende a mantener el mismo ancho en la frente y en la mandíbula, por lo que es muy fácil distinguirlo. También en esa línea se encuentran los pómulos.

 

Si tienes estas características, entonces tu forma de rostro es cuadrado!

CORAZON

El rostro con forma de corazón lleva una línea de cabello que dibuja un “pico” en la parte media. La zona de la frente es ligeramente (o marcadamente) más ancha que la mandíbula.

 

El mentón tiende a ser afinado, en punta.

 

Puede o no tener pómulos prominentes y marcados, aunque la forma no se desdibuja si no los tiene.

 

Si te caracterizas con estos elementos, esta es tu forma de rostro!

EXTRA TIP

Ana Koppel te muestra peinados de Instagram ideales para todo tipo de rostro.

OVALADO

Dicen por ahí que se trata de la forma de rostro perfecta. Ligeramente ovalada, la zona de la frente es apenas más ancha que la mandíbula, y la línea de cabello es semicircular. Pómulos que resaltan pero sin convertirse en protagonistas.

 

La parte más ancha del rostro es la de los ojos. Tu mandíbula no es angulosa y tampoco demasiado redonda.

 

Si tienes estas características, tienes rostro ovalado.  

DIAMANTE

Este es un rostro angular, con rasgos muy marcados, y es el tipo más raro de encontrar
(Los diamantes son algo exclusivo por donde se los mire).

 

 

En este tipo de rostro, la mandíbula es marcadamente angulosa, con un mentón en punta. La zona de la frente es más angosta que los ojos y tiende a llevar una línea de cabello brevemente recta en la parte superior, para luego entrar hasta el costado de los ojos.

 

Los pómulos resaltan bastante, pero no son más anchos que la zona de los ojos.

 

Es tu tipo de rostro? Wow, debes ser una entre miles!

ALARGADO

El rostro alargado comparte muchas características con el ovalado. No tiene mandíbula angulosa, y la línea del cabello es semicircular.

 

Pero, a diferencia de éste, el mentón tiende a ser más largo o resaltar.

 

Además, los pómulos se pierden un poco en la estructura de la cara, por lo que las líneas de contorno son más suaves.

 

Tu rostro se ve exactamente así? Has encontrado tu forma predilecta!

Seguro ya sabes tu forma de rostro. Y ya has visto que todas las formas son hermosas, cierto? 

Entonces, cuál es la tuya?

Compártenos!

0 comments