CÓMO VESTIRSE PARA EL ÉXITO


Dress for succes (Vestirse para el éxito) no es una simple frase en la industria de la moda. Es, quizás, una de las más utilizadas, y de seguro la más infravalorada. No se trata de vestirse de forma adecuada para tener una exitosa entrevista de trabajo, o una posición social deseada. No se trata tampoco del éxito entendido económicamente.

Puede sonar inadecuado y utópico, pero creo que “el éxito” es alcanzado cuando uno se convierte en lo que quiere ser, en su aspiración personal, y ello conlleva todo un universo. Lo “adecuado” no lo dicta el momento, ni la moda, ni mucho menos una tendencia pasajera. Lo adecuado lo dictas tú, y para eso debes conocerte, quererte, y saber qué quieres. 

Así, “vestirse para el éxito” se transforma en una metáfora de preparación para una meta. No hablamos de ropa, repito, ni de avanzar en algún ámbito de la vida. Hablamos de LA META.

Y entonces la pregunta del millón surge: ¿Cuál es la meta? ¿Qué – o quién – quiero ser? Bien, si tienes la suerte de saberlo, ya estás a mitad de camino. Si incluso puedes visualizarlo, tu mente está allí; y si tu cabeza está allí – dicen – el cuerpo le sigue.

A las mujeres nos enseñan, desde niñas, a desear ciertos estereotipos: queremos ser lindas, flacas, rubias, morochas, atléticas, con dinero, inteligentes, independientes, amas de casa, madres. Lo que sea.

EXTRA TIP

Esto es lo que somos. Y lo que no somos.

Estoy segura de que cada una tiene su lista en mente. Manténganla.

También estoy segura de que en unos minutos saldrá volando.

Puede que la mayoría de esas cosas no tengan que ver con CÓMO o QUIENES queremos ser, sino con QUÉ queremos ser. Y eso nos cosifica, nos ubica en una función. Madres. Amas de casa. Trabajadoras independientes. No nos define, apenas describe alguno de nuestros roles. Eso habla de nuestro potencial

Pero si ponemos la cabeza en blanco van a surgir nuevas metas, de esas que tienen que ver con nosotras mismas sin involucrar a nadie más. Divertida, segura, sonriente, chistosa, paciente. Esa es la lista que funciona. Es la que nos lleva a ser felices, ¿acaso ese no es el mayor éxito?

Y entonces, cobran razón todo el resto de las frases: La belleza comienza en el momento que una decide ser una misma; El mejor maquillaje que una mujer puede usar es su sonrisa. Vístete para el éxito. Para TU tipo de éxito, para el éxito de tu persona.

Para saber cómo llegar a un lugar sólo es necesario saber de dónde partimos. Va a ser fácil conquistar el resto.

EXTRA TIP

Conoce estas 10 formas de aumentar tu autoestima.

Así que hagamos un trato. No nos vistamos para la sociedad, para el trabajo, para correr cómodas a los niños mientras vamos al parque, o para impresionar a alguien. Vistámonos para mostrar cómo somos: divertidas, audaces, con confianza en nosotras mismas, sencillas, pacíficas.

Lo que sea. Lo que seamos.

Ése es el éxito.

Bienvenidas!

Inspira a una amiga. Compártenos!


0 comments