EL ARTE DE REINVENTARTE

Llegó la segunda mitad del año y, con ella, el cansancio y con suerte unas pequeñas vacaciones. Reinventarte debe ser una de las inquietudes más habituales a esta altura del año. Sentirte con la mente fresca y lista para retomar cualquier reto que haya perdido fuerza en los últimos meses. Y, aunque no lo creas, empezar por fuera facilita todo.

No es que sea novedad que la forma en que lucimos nos puede llevar lejos. De hecho, esa fuerza que tiene la imagen es precisamente el corazón de este sitio, de la existencia de LTL. 

Sacar de adentro nuestro la mejor versión exterior posible para tomar el mundo en las manos y llegar a donde queramos.

Pues bien, lo cierto es que estamos pasados de la mitad del año, y muchas veces el cansancio y la rutina nos tiran abajo. Las primeras en sufrirlo somos nosotras mismas, nuestra imagen suele deteriorarse y cuando hay mucho de qué ocuparse, nos ponemos últimas en la lista. 

¡ERROR! Gran error.

Es un trabajo TERRIBLE tener que mantener la prolijidad todo el tiempo. Y qué hay sobre no permitirnos a nosotras mismas pasar más de un día en pijamas, porque sabemos lo rápido que nos acostumbramos a eso. Por eso nuestro afán de organizar la casa, el trabajo, los proyectos… todo para mantener un poco de tiempo apartado para que podamos ocuparnos de nosotras mismas.

Esa es la base del poder de una mujer. Creanme, si ELLA puede creer que se lleva el mundo por delante, LO HARÁ. 

Y cuando pierdan fuerzas, cambien. 

Podemos ser rubias, morochas, pelirrojas, con maquillaje natural o sobrecargado. Prueben, experimenten todas sus «YO», y elijan el que les va mejor para el momento de su vida que están viviendo.

¿Por qué tanto trabajo? Porque el secreto es ser la mujer de nuestros sueños. No importa nadie más, si estás cómoda contigo misma, el mundo está a tus pies. 

¿Estás lista para aprender a reinventarte cada vez que lo necesites?

Inspira a una amiga. Compártenos!

0 comments